RSS

Que la maldad no enfríe el amor de Dios en ti

jueves, 6 de diciembre de 2007

pastor: Aquiles De Azar
predica: Que la maldad no enfríe el amor de Dios en ti

______________________________________________________
- 1 Corintios 13:4-7 -El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
Estuvimos leyendo en estos versos algunas cualidades del amor, y en este caso en particular del amor ágape, el amor que se entrega sin pedir nada a cambio, un amor genuino, un amor que no busca lo suyo, un amor que se ofrece, un amor muy especial porque es el amor de Dios en nosotros.- Romanos 5:5 -“…Porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado”.
Si usted tiene el Espíritu Santo entonces el amor de Dios ha sido derramado en su corazón; no lo producimos nosotros sino que viene de parte de Dios. La palabra del Señor nos enseña que Dios es amor, así que la misma esencia de Dios es puesta en nosotros y nos es dado por el Espíritu Santo.
Cuando recibiste a Jesús en tu corazón naciste de nuevo y en ese momento el Espíritu Santo vino a morar en nosotros y por él recibimos el amor de Dios. Por esa razón la Biblia dice: “En esto conocerán que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:35). Y también dice: “El que no ama no ha conocido a Dios; porque Dios es amor” (1 Juan 4:8).
El amor de Dios ha sido derramado en la iglesia y en el corazón de cada creyente por medio del Espíritu Santo.
En el libro de Mateo capítulo 24 vemos un cuadro profético y apocalíptico de lo que sucederá para los últimos días; Jesús habla de que en los tiempos del fin se levantarán falsos profetas, vendrán pestilencias en diferentes lugares, señales que indican que el fin está cerca. Queridos hermanos nosotros nos damos cuenta de que todas estas señales se están cumpliendo y hoy más que nunca Jesucristo está más cerca, hoy más que nunca está cerca el fin de la existencia de la humanidad, de la venida del Señor Jesucristo y del arrebatamiento de la iglesia.
- 1 Tesalonicenses 4:16-17 -Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
Amados hermanos Jesucristo viene pronto, las señales se están cumpliendo y precisamente una de las señales que se verían en los últimos tiempos es que el amor de muchos se enfriará a causa de la maldad.
- Mateo 24:12 -Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
Por haberse multiplicado el pecado, el abuso a los demás, el menosprecio, las aberraciones, la traición, la hipocresía, la envidia, las contiendas, las hechicerías, el hacer lo malo.
La palabra de Dios dice que habría un crecimiento de la maldad y por eso el amor de muchos se enfriará. En este texto la palabra enfriar es la palabra suhop del griego que significa respirar o soplar, enfriar.
La maldad en el corazón del hombre apartado de Dios es como soplar sobre algo que está caliente para enfriarlo. Cuando te vas a tomar una taza de chocolate, de te, o quizás una sopa que está muy caliente lo que haces es que soplas y lo vas enfriando para tomarlo de a poquito, te acercas y soplas para enfriarlo.
Exactamente eso es lo que hace el diablo y esa es su obra en estos últimos días, soplar para que se enfríe el amor, esa es la obra de la maldad la cual no entra de repente, sino que se acerca y va soplando lentamente y poco a poco para ir tomando la sustancia del amor de Dios en tu vida y retirarla.
El diablo, la maldad lo que quiere es enfriar el amor de Dios en ti. Cuando el café se toma frío no tiene sabor, cuando la sopa se toma fría no sabe igual pues el gusto está en la combinación entre sabor y temperatura, que sea bien calientito y agradable para el cuerpo, pero cuando se enfría no sirve. Así mismo es el amor cuando se enfría, de nada sirve, de nada vale, no funciona. La maldad, el pecado todo lo que está aconteciendo está soplando para que el calor del fuego del amor de Dios en tu vida se enfríe.
Queridos hermanos, para soplar sobre el café, para soplar sobre la sopa, sobre el chocolate, es necesario estar muy cerca, suhop significa respirar cerca para que llegue el aliento. Por esa razón dice la Biblia apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Dios (2 Timoteo 2:19).
Dice la Biblia apártate de los malos, apártate de la maldad, que no esté cerca de ti la maldad porque si está cerca va a respirar sobre el fuego del amor de Dios en tu vida y lo va a enfriar.
Por esa razón queridos hermanos hay que cortar con la maldad, por esa razón el fuego tiene que ser más fuerte que el soplo y el respiro de la maldad.
Pero el soplo de la maldad les va a llegar a todos, el soplo y el respiro de la maldad le va a tocar a todo cristiano. Porque sí es verdad que tienes que trabajar y no todos son cristianos en tu trabajo, sí es verdad que tienes que compartir con la gente, sí es verdad que tienes que ver las noticias y enterarte de lo que está sucediendo, de alguna manera va a estar cerca la maldad y estás expuesto al soplo de la maldad, sin embargo cuando estás metido en el fuego de Dios y el amor de Dios está en ti, nada te podrá enfriar. Por esa razón tienes que procurar no quitarte del fuego y de la hoguera de Dios.
Él nos ha dado su amor por el Espíritu Santo, el Espíritu Santo mantiene el fuego de Dios en nuestras vidas así que procura la comunión con el Espíritu Santo, la comunión con Dios mantiene su amor en nuestros corazones. El amor que todo lo sufre, que todo lo espera, que todo lo soporta, que no tiene envidia, que no es vanaglorioso, que no se jacta de la injusticia más se goza de la verdad. El amor de Dios que es incondicional, que no espera recibir nada a cambio.
¿El amor genuino, puede enfriarse? Es posible a causa de la maldad. Pero hoy hay personas con entendimiento y con sabiduría que reciben el fuego del Espíritu Santo.
Queridos hermanos si se enfría el amor, se enfría la relación y si se enfría la relación, entonces hay una separación entre Dios y el hombre. Es necesario guardar el amor de Dios en el corazón, mantenerlo, ¿Cómo? Bajo la unción del Espíritu Santo porque el Espíritu Santo nos ha dado ese amor, en el fuego del Espíritu Santo, en la oración, en el ayuno, en la lectura de la palabra, en la asistencia a la iglesia, buscando a Dios, entregado de corazón en Su presencia. Este amor no se consigue en cualquier lugar, este amor se tiene estando en Su presencia, este amor se encuentra cuando tu oras, cuando tu ayunas, cuando lees la palabra, cuando te congregas con los hermanos y doblas tu corazón delante de Su presencia, es ahí cuando él deposita de su amor y lo derrama por el Espíritu Santo que nos fue dado a cada uno de nosotros.
Por esa razón es buena la relación con los hermanos llenos del Espíritu Santo, es buena la relación con los hermanos de oración, con los hermanos que buscan el rostro de Dios, con los hermanos que están conectados al cielo, con una iglesia que esté conectada con el propósito vivo y santo del Señor. Es buena la relación con ellos, ¿Por qué? Porque allí el fuego se mantiene, allí se transmite y se transfiere el amor de Dios por el Espíritu Santo.
- Romanos 12:21 -No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.
No seas vencido por una mala influencia, no seas vencido por una traición, no seas vencido por la hipocresía, no seas vencido por los que te murmuran, por los que te critican, no seas vencido por el pecado que ves y las injusticias que ves, no seas vencido por eso, vence con el bien el mal, vence con el amor de Dios en tu corazón.
Vencer significa: Resistir, permanecer, sostenerse, avanzar, no retroceder.
Algunas características de la persona que ama:
1. No es hipócrita
-Romanos 12:9 -El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno.
La palabra fingimiento es la palabra hipocresía en el griego. Esto quiere decir que el amor sea sin hipocresía, sin fingimiento, que sea real, que sea genuino.
Hipócrita es aquella persona que tiene doble cara, aquella persona que te presenta algo pero por detrás es otra cosa, que hace algo aparentemente en una intención pero que ésa no es la intención real, es una persona que finge, es un actor de la vida, un teatral, pero Dios quiere gente sincera en su reino.
Queridos hermanos el que ama no ama con fingimiento, no ama con hipocresía, hay gente que le dice al otro te amo pero solamente es de palabra, en el momento de la verdad no hay nada, dicen: no te conozco, no te vi. Eso es hipocresía y el hipócrita no ama, el que ama verdaderamente no finge, lo hace sinceramente, de corazón.
Dios aborrece el fingimiento, Dios aborrece la hipocresía, la Biblia dice: Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede (Mateo 5:37). Dios quiere gente genuina y gente real. El que ama es genuino, es real, es auténtico, el que ama no anda con fingimiento, el que ama es sincero de corazón.
- 2 Corintios 6:6 -“… en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor sincero…”
- 1 Pedro 1:22 -Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro…
Un amor sincero no fingido, un amor entrañable, un amor que viene de lo profundo de la entrañas, un amor genuino no un amor falso.
Hay mucha gente ficticia y falsa, hay gente de doble cara, gente teatral, actores de la vida en las relaciones con los demás, son superficiales, poseen mil caretas pero Dios conoce los corazones, él dice: El amor no puede ser fingido, tiene que ser entrañable, de corazón puro, no puede ser hipócrita, el que ama, ama. Lamentablemente hay gente que se deja confundir y porque no tiene la experiencia o quizás porque no tiene la vivencia o no tiene el discernimiento cree que el que verdaderamente ama es el que anda por ahí fingiendo porque el que finge adula, el que finge tiene una alabanza continua en su boca, no a Dios sino a los hombres, sabe como atraer la gente hacia sí, y la gente que está falta de amor y falta de atención son engañados y son confundidos por aquellos que tienen un amor que finge, un amor hipócrita, y eso es parte de la maldad porque lo que hace la maldad es que camuflagea lo de Dios, imita lo de Dios pero la esencia es mala porque aún Satanás se viste como ángel de Luz.
Todos los que tienen un amor falso adulan para hacerte sentir bien, pero aquel que ama de corazón puro dice las cosas como son. Dice la palabra de Dios: “porque es mejor reprensión manifiesta que amor oculto” (Proverbios 27:5). El que ama te habla de frente, con sinceridad de corazón, pero a veces esto no se recibe fácil porque en muchas ocasiones cuando viene esa sinceridad eres confrontado y tienes que corregirte. El padre al hijo que ama corrige (Proverbios 3:12), pero a la gente lo que le gusta es que lo alaben y lo exalten, sin embargo el que te ama no te adula, te reconoce y te dice las cosas como son, al adulador no le importa tu persona solo le interesa atraer tu corazón hacia él. El amor genuino es de Corazón puro y la forma en que los descubres es en los momentos difíciles.
- 1 Pedro 2:1 -Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones.
La hipocresía está relacionada con la envidia, con el engaño, con la malicia, es un conjunto de cosas que conlleva en sí misma, así es el que tiene un amor fingido y eso es lo que se esconde detrás de sus adulaciones.
2. Está agarrado de Dios
- 2 Corintios 5:14 -Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron.
Algo que identifica al que ama es que su vida es de Cristo, no le niega nada a Cristo porque ha sido conquistada por el amor de Dios y por tal razón vive para Cristo. Tiene el mismo sentir que tuvo Cristo que murió por todos. Es alguien que no ama de palabra sino que ama en verdad, en los hechos. Es alguien que tiene la marca de Dios en su vida y por tal razón no puede soltarse del amor de Dios porque su vida le pertenece a Cristo.
La palabra de Dios dice: Por sus frutos los conoceréis (Lucas 6; Mateo 7)
¿Quieres saber si una persona ama? Mira sus frutos, un árbol bueno no puede dar frutos malos, de una misma fuente no puede salir agua dulce y agua salada. Así que mira sus frutos y sabrás si hay amor verdadero. El verdadero amor no busca lo suyo, es un amor que está agarrado de Dios y por eso se entrega a los demás. El verdadero amor no es asunto de palabra, es asunto de entrega.
3. El que ama sabe servir y sirve de corazón
- Gálatas 5:13 -“… sino servíos por amor los unos a los otros.”
Si hay un servicio por paga no sirve delante de Dios, si hay un servicio por ser vistos no sirve delante de Dios, si hay un servicio solo por tener personas debajo de si tampoco sirve delante de Dios. El servicio que funciona cuando se sirve delante de Dios, cuando se sirve al liderazgo, cuando se sirve a los pastores, cuando se sirve a los demás; el servicio que funciona es el servicio que se hace con amor, es el servicio que no espera recibir nada a cambio. El que sirve en un ministerio esperando recibir un cheque y por eso sirve entonces no funciona delante de Dios, tiene que haber algo mayor que eso, hay que servir los unos a los otros sin esperar recibir nada a cambio pues hay algunos que solo sirven a aquellos que saben que les pueden responder por el servicio que les han hecho o más bien el servicio que han prestado.
- Gálatas 5:15 -Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros.
o contrario al amar de corazón es criticar, murmurar, a eso es lo que la palabra de Dios se refiere cuando dice que se muerden unos con otros. Y cuando la palabra dice esto les está hablando a los creyentes no a los de fuera. El que ama no le anda buscando faltas a su hermano para sacarlas a la luz, el que ama no critica, no murmura. El que critica y murmura está comiendo la vida de su hermano con la difamación que está haciendo, es un caníbal espiritual, es tan carnal que no se conforma con su propia carne y quiere acabar con la vida del hermano.
De tales personas hay que alejarse porque te soplan al oído las faltas de otro hermano, cosas de otra persona solo para enfriar tu amor. La maldad se pega, apaga tu amor, la maldad sopla sobre tu vida para que se enfríe el fuego del amor de Dios en ti y por esa razón apártate de estas personas que maquinan en contra de los demás.
4. No divide, por lo contrario une

Efesios 4:2-3 -
Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.
El amor une, el que ama nunca divide, el que ama no anda en chismes, el que ama camina con sencillez del corazón, con mansedumbre y soporta con paciencia.
Hay personas que dividen empresas por la amargura de su corazón, gente que divide familias por la amargura de su corazón, personas que dividen iglesias, que dividen hermanos por la amargura de su corazón y porque en su corazón no hay amor. Sin embargo el que ama, une.



5. El que ama valora el liderazgo que tiene
- 1 Tesalonicenses 5:12-13 -Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra.
La palabra reconocer en el original griego implica la idea de apreciar, apreciar el verdadero valor de las personas que han entregado a Cristo para el servicio de Dios. Y este texto se refiere aquellos líderes, pastores, aquellos que han entregado su vida al servicio en la obra de Dios.
El que ama no critica a estas personas ni las murmura sino que les da valor, se les reconoce su obra porque han entregado su vida a Cristo y hay un fruto visible. El que ama valora, aprecia aquellos que han entregado sus vidas al servicio y a la obra de Dios.
Es muy fácil criticar si lo hicieron con Cristo también lo harán con aquellos que sirven en el ministerio y en la obra de Dios. Hay algunos que creen que los que pueden ser prosperados son los miembros de la iglesia pero el pastor nunca, y cuando el pastor llega a tener algo entonces le critican pero no analizan la obra del pastor, lo que ha tenido que dejar y la entrega de él hacia los demás. El que ama valora y aprecia.
- 1 Timoteo 5:17 -Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar. Pues la Escritura dice: No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario.
Una iglesia no crece por estar sentados, un ministerio no crece solo, crece porque hay personas apasionadas y entregadas en la obra y en el servicio de Dios, así que valore a los que hacen esto, valore a su pastor que se ha entregado a trabajar y a servirle a usted, valore lo que su pastor hace.
El que ama valora, el que ama a su esposa o esposo lo valora, el que ama a sus hijos los valora, el que ama a sus padres valora a sus padres, valora a sus pastores que le dan el alimento espiritual. ¿Qué es más valioso, lo que el pastor siembra en tu vida lo cual te llevas al cielo o lo material que un pastor puede recibir lo cual se queda aquí en la tierra?
_________________________________________________
bueno hermanos otra predica que yo se que vendecira a sus vidas.
att
negrusa

1 comentarios:

HERMANA LETY dijo...

TREMENDA PREDICA SE PASO
HERMANA SIGUE ASI
ES HERMOSO VER EST
Y LLENARSE DEL ESPIRITU SANTO
BENDECIDA HERMANA.

videos on line

ir arriba